Helicopteros: Avionica KBO-17

kbo-mi-171a2

La aviónica de nueva generación ofrece toda la gama de servicios de navegación a los partícipes del tráfico aéreo. Las aeronaves están equipadas con diferentes sistemas automáticos para ayudar al pilotaje según la ruta especificada y a realizar maniobras para aterrizar. Todos los modernos helicópteros están equipados con los sistemas de pilotaje y navegación (PNK, por sus siglas en ruso), integrados en los sistemas informáticos.

La pantalla del PNK muestra la topografía tridimensional de la superficie. El mapa digital del terreno ayuda a los helicópteros a esquivar los obstáculos y evitar colisiones. El sistema advierte de una posible amenaza, lo que ayuda al piloto a tomar, rápidamente, una decisión y aumentar la seguridad del vuelo.

El PNK asegura el despegue y el aterrizaje en el aeródromo, teniendo en cuenta la presión y el viento. Con la ayuda del PNK se puede volar a cualquier coordenada introducida en el sistema de navegación de la aeronave, indicado tanto por la tripulación de la aeronave como por radio. Los sistemas de última generación hacen innecesaria la inclusión del ingeniero de vuelo en la tripulación, permitiendo a los transportistas reducir costes.

Los PNK, desarrollados en las empresas del consorcio KRET, se instalan en los más modernos helicópteros de fabricación nacional.

El moderno helicóptero civil ruso Mi-171A2 está equipado con el sistema de aviónica de pilotaje y navegación KBO-17, diseñado y fabricado por KRET.

Las soluciones innovadoras, encarnadas en el KBO-17, han proporcionado al MI-171A2 la posibilidad del pilotaje seguro en condiciones climáticas adversas y en cualquier momento del día. En particular, el MI-171A2 está equipado con los sistemas de alerta que previenen la colisión con objetos externos y para evitar los modos críticos del pilotaje.

El sistema de equipos a bordo de helicópteros ofrece el cumplimento de varias tareas en el modo de vuelo de rutas especiales y en el modo de permanecer inmóvil en el aire. Al mismo tiempo, el KBO-17 ayuda a reducir el consumo de combustible a través del cálculo de navegación óptima.

Asimismo, una hora de vuelo del MI-171A2 cuesta mucho menos, ya que el KBO-17 reduce el equipo humano a dos tripulantes y disminuye el volumen de equipos radioelectrónicos a bordo. Los aparatos de KRET ayudan a simplificar las inspecciones previas y posteriores al vuelo, así como a aumentar la eficacia de la detección de averías

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.